VOLANTEANDO Y ATENDIENDO A LA TERCERA EDAD: ASÍ TRABAJÓ FENADAJ EL DÍA NACIONAL DEL ACCESO A LA JUSTICIA

Sensibilizar a usuarios y transeúntes sobre las duras condiciones laborales y de atención a público fueron las acciones emprendidas por trabajadores de las CAJs, agrupados bajo la FENADAJ, para conmemorar el Día Nacional del Acceso a la Justicia y que se desarrolló este viernes 27 de septiembre en dos frentes: volteando y atendiendo a usuarios de la Tercera Edad, uno de los grupos más abandonados del sistema judicial chileno.

«No tenemos presupuesto propio»; «Sólo recibimos las migajas de la Subsecretaría de Justicia»; «El Estado no destina presupuesto para defensa de víctimas y se gasta $65 mil millones anuales en defensa de imputados»; «Dos tercios de los que trabajan para ti NO reciben sueldo… hacen su práctica»; «Si nos enfermamos, nadie nos reemplaza», fueron algunas de las consignas impresas en los volantes con que los dirigentes nacionales y regionales salieron a sensibilizar para continuar denunciando «nuestra dura realidad laboral y social», enfatizó la presidenta de la Fenadaj, Claudia Fachinetti.

Las acciones, que respondieron al llamado de sensibilizar en torno a las necesidades judiciales de la entidad, consistieron en volanteos callejeros en Santiago, Antofagasta, Alto Hospicio, Iquique y Arica y charlas públicas a nivel país centradas en la tercera edad, grupo etáreo en el que la autoridad focalizó a nivel nacional la conmemoración del Día de Acceso a la Justicia en Chile.

Sin embargo, para los dirigentes de la organización se necesita más que acciones simbólicas, acciones concretas como es la inyección de recursos para cumplir con el deber constitucional de entregar justicia gratuita a todos los ciudadanos:





Rosita Chipoco,
Presidenta Afucajta

«La homologación de remuneraciones por estamento es una de nuestras grandes desigualdades»

«La falta de personal en unidades operativas es un temazo en las mesas de trabajo para Arica, Tarapacá y Antofagasta. No se da abasto, muchos trabajan más allá de la hora pactada en contrato de trabajo. De lo anterior, se deriva una segunda problemática: falta de reemplazo para los funcionarios con licencias médica, lo que tiene impacto directo en las metas estadísticas de gestión mensual, además de las consecuencias que implica para los equipos de trabajo la sobrecarga de labores. Y el tercer eje de discusión es la homologación de remuneraciones por estamento. Hay abogados, funcionarios, administrativos, con sueldos no homólogos por mismas funciones. Hemos consignado como lema «a igual función igual remuneración» porque incluso entre trabajadores de nuestra CAJ hay diferencias pese a realizar iguales labores. Esta desigualdades generan desmotivación. No se valora el trabajo, el esfuerzo, en beneficio al acceso a la justicia de los que más necesitan».






Zulema Díaz.
Presidenta Anfuc

«Muchos centros trabajan con banda ancha lenta, sin fotocopiadora y un scanner por centro»:

«Hay situaciones que hemos hecho presente a las autoridades ministeriales y de las corporaciones: la falta de recursos principalmente para proveer los cargos de asistentes sociales, técnicos jurídicos, receptores, choferes y abogados va más allá de las demandas de los trabajadores propiamente tal. Como funcionarios comprometidos con nuestra labor, ponemos todo nuestro esfuerzo para cumplir con los usuarios, pero creemos que nos falta un presupuesto propio que nos permita entregar un servicio digno, con infraestructura digna, con los medios electrónicos necesarios y los soportes técnicos básicos. Muchos centros trabajan con banda ancha lenta, sin fotocopiadora y un scanner por centro, lo que para la tramitación en línea se hace escaso. Afecta a trabajadores y usuarios».





Carlos Silva, secretario Aftadaj

“Nuestra institución funciona en base a la economía de guerra”:

«Nuestra institución funciona en base a la economía de guerra, y hay una cosa mas importante: nosotros somos los únicos trabajadores que buscan mejorar y aumentar la carga laboral para así entregar un mejor servicio… La institución funciona en base al esfuerzo suicida: es como arrastrar un carro con ruedas cuadradas, y es increíble, nosotros lo hacemos, arrastramos el carro con las ruedas cuadradas, hacemos que rode, en algún momento las ruedas van a ser redondas, y lo hacemos… pero es por un compromiso de nosotros. El problema es que el Estado se acostumbró a esto, la autoridad se acostumbró y a nosotros nos utilizan como un prototipo».




Victoria Escalante, tesorera
Anfuc

“Ni siquiera nos entregan las resmas ni las carpetas suficientes para atender a nuestra gente”: 

“Duele que los trabajadores se estén enfermando por la sobrecarga laboral y al momento de enfermarse, hacer uso de licencias, no se están reemplazando, por lo que la gente se ve perjudicada… la gente se aburre de esperar y termina no exigiendo sus derechos. El sistema además tiene un defecto porque son cuatro corporaciones que tiene el país: en nuestro caso, la CAJ RM, atiende a usuarios de la RM, pero también de las regiones Sexta, Séptima y Duodécima, o sea, el sistema ni siquiera tiene un hilo conductor respecto a las regiones que atiende. Estamos subvencionando incluso en términos de materiales al sistema. Ni siquiera nos entregan las resmas ni las carpetas suficientes para atender a nuestra gente. A ese nivel estamos».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *