MUJERES Y POBREZA DESDE LAS CAJs: LA DEUDA HISTÓRICA DE LA JUSTICIA SOCIAL EN CHILE

«Los datos son contundentes: En los últimos 11 años que van desde 2007 al 2018, las mujeres vulnerables en Chile han utilizado el sistema de justicia gratuito que dan las Corporaciones de Asistencia Judicial (CAJs) en promedio 183% más que los hombres», enfatiza la presidenta de la FENDAJ, Claudia Fachinetti, para dejar en claro la profunda desigualdad que viven ellas en torno a la defensa de sus derechos y la deuda histórica que esto representa.

El énfasis lo pone la dirigente en que esta «desigualdad social», que implica que 65% de las usuari@s de las CAJs sean mujeres pobres -no pueden pagar un abogado para defender sus derechos en distintos ámbitos de su vida-, es una deuda que sigue siendo invisibilizada por las políticas de Estado.

«Lo que vemos desde nuestros procesos de atención, contención y acompañamiento jurídico es que las mujeres son claramente más vulnerables en varios frentes», enfatiza antes de explicar en detalle que esta deuda social histórica se basa principalmente en que, como sostén de las familias monoparentales, ellas deben enfrentar mayor vulnerabilidad en sus derechos laborales (ganan en promedio en Chile 27% menos que los hombres por igual trabajo), sus luchas en la exigencia en temas de familia (como visitas, pagos de pensiones y otros) y su defensa en temas de violencia de género y/o doméstica.

Según datos de la FENADAJ, durante ese lapso de tiempo 4.599.763 mujeres recurrieron el sistema frente a 2.517.146 de hombres, lo que significa que siete de cada diez usuari@s que buscaron asesoría judicial gratuita fueron mujeres.

Sin embargo, esta desproporción en sus necesidades no se ven cotejadas con presupuestos que permitan nivelar la brecha de acceso a la justicia, base de las teorías de la equidad social, inclusión, reducción de la pobreza y la paz sostenible.

La falta de esfuerzos desde el Estado, sin embargo, se coteja con los esfuerzos de varias entidades no gubernamentales que han impuesto la temática en la agenda regional.

Una de ellas es el Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género, Humanas, entidad que en su Duodécima Encuesta Nacional de “Percepciones de las Mujeres sobre su situación y condiciones de vida en Chile 2017”, precisó que el 77,4% de las encuestadas consideró que en el último tiempo la violencia contra ellas ha aumentado más que disminuido.

Otros de los aspectos en torno a esta deuda histórica lo representa la impunidad en que quedan las situaciones de violencia que enfrentan las mujeres. Así lo precisa la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos:

«La CIDH manifiesta una gran preocupación ante el hecho de que la mayoría de los actos de violencia contra las mujeres quedan en la impunidad, perpetuando la aceptación social de este fenómeno, y reitera la necesidad de mejorar la respuesta judicial de los Estados para cumplir plenamente con su obligación de debida diligencia.  Mediante este proceso de recopilación de información, la Comisión ha confirmado que el próximo escalón en el avance de los derechos de las mujeres víctimas de violencia y discriminación y su acceso efectivo a la justicia, es pasar del reconocimiento formal de sus derechos al disfrute real y efectivo de tales derechos».

«En este mes de la Mujer es imprescindible seguir avanzando en estas luchas presupuestarias para avanzar en este frente, pero también, seguir conversando y concientizando sobre esta deuda histórica y que nosotras, dirigentas FENADAJ, representamos el 80%, donde trabajamos con un compromiso profundo», enfatizó Fachinetti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *