MI ABOGADO RM LANZA WEBINAR PARA ANALIZAR ATENCIÓN INTERDISCIPLINARIA DE ÑIÑOS, ÑINAS Y ADOLESCENTES EN TIEMPOS DE COVID19

Los interesados pueden inscribirse enviando mensaje al siguiente correo.

“Interés Manifiesto e Interés Superior de Niñas, Niños y Adolescentes: Desafío a la Representación Jurídica Especializada”; se titula el Primer Seminario Virtual organizado por el Programa Mi Abogado Región Metropolitana con el que sus trabajadores buscan continuar y mejorar la labor online que les ha exigido el contexto COVID19 con sus usuarios.

Marcela Gaete Reyes, Coordinadora, explica que este primer seminario tendrá otras dos versiones, con temáticas en la línea del trabajo que realizan. Se trata de un ciclo que se lanza este lunes 15 de junio, a las 16.30, y que cumple con el compromiso asumido el año pasado de realizar un seminario, el que debió ser suspendido tras el estallido social de octubre.

“Empezamos este lunes con este primer seminario de un ciclo de tres a través de los cuales, por un lado, se pretende difundir el Programa Mi abogado perteneciente a la Corporación de Asistencia Judicial de la Región Metropolitana y, por el otro, seguir adelante, no paralizados por el contexto actual, con todos los temas proyectados y que tienen relación con mostrar a la comunidad lo que hace la Representación Jurídica Interdisciplinaria de niños, niñas y jóvenes”, explicó Gaete.

– ¿Por qué el énfasis en la Intervención Jurídica Interdisciplinaria?

-Nuestros usuarios y usuarias son NNJ que se encuentran en el sistema de protección del Estado, aquellos que se encuentran bajo la modalidad de cuidados alternativos, es decir aquellos NNJ que se encuentran en Residencias de administración directa, o de organismos colaboradores o coadyuvantes, aquellos que están en programas de familias de acogida especializadas, en hospitales y lactantes que están con sus madres privadas de libertad en contextos carcelarios, que han visto gravemente vulnerados sus derechos y nuestro objetivo es representarlos jurídicamente y de manera integral con el objeto de restituir los derechos que se han visto vulnerados en especial, el derecho a vivir en familia, cualquiera sea esta. El programa entiende que la representación no se agota en lo jurídico sino que requiere de lo psicosocial, requiere que la infancia sea mirada integralmente y desde ahí trabajar de manera interdisciplinaria, por eso la forma de trabajo es a través de una triada profesional compuesta por abogado (a), psicólogo(a) y trabajar(a) social. La representación atiende a causas proteccionales, penales incluso en sede administrativa si así se requiere.

– ¿Cómo funciona el sistema ahora con trabajo remoto?

-Nuestra habitualidad en el trabajo del programa es el terreno, es ir a las residencias de los niños, niñas y adolescentes y, en este contexto de pandemia, hemos debido generar otro sistema para seguir comunicados con los niñxs y adolescentes, por ejemplo, con video llamadas. Sin embargo, por sus condiciones de vulnerabilidad, este sistema de comunicación requiere espacios y tecnologías que nuestros representados y representadas no tienen o no es posible acceder a ello, complejizando así la intervención directa.

-¿Cuáles son los principales problemas?

-La imposibilidad de realizar visitas en terreno, la poca privacidad en la comunicación en contexto de pandemia toda vez que en la mayoría de los casos se requiere de un adulto que cuente con un dispositivo para realizarla, la complejidad en el trabajo interdisciplinario vía remota con los NNJ, la vulnerabilidad económica, el estrés y otra sintomatología asociada a la cuarentena de los NNJ. Esto es uno de los aspectos que claramente abordaremos desde la experiencia en estos meses.

El programa en la RM es el más grande del país. En él trabajan 68 profesionales, entre ellos 42 abogados, 10 duplas psicosociales y administrativos. Se trata de un equipo que tiene una cobertura de 2.552 casos, alcanzando al día de hoy, prácticamente el 100%.

Marcela Gaete destaca que el programa en la RM está integrado por un equipo humano altamente calificado y comprometido, pues incluso desde la autogestión, lograron llevar cajas de alimentos «especializadas», remarca, pensadas en las necesidades y gustos de algunos de los niñxs y adolescentxs que atienden. «Es un gesto simbólico que se hace con cariño y que responde a que sabemos que muchos de ellos están en entornos familiares que se sostienen con trabajos informales duramente afectados en la situación actual del país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *