Entradas

DANIEL STINGO, ABOGADO CONSTITUYENTE: «LAS CAJs DEBERÍAN TENER MÁS RELEVANCIA. REQUIEREN MÁS LUCAS»

De los 155 constituyentes, la entidad que redactará una nueva Constitución para Chile a partir del 4 julio, 61 son abogados. Daniel Stingo, de la Universidad Católica, es tal vez el más conocido de todos por ser el primer rostro de televisión en ganarse un espacio para hablar desde los temas de justicia. Desde esa tribuna insiste en que pese a que la actual Constitución garantiza el acceso a ella, «hay que profundizarlo un poco más» para terminar con «la justicia para ricos y para pobres», dice en entrevista con FENADAJ. 

«En la Constituyente ni siquiera hemos preparado nada, ni un reglamento de cómo vamos a hacer la Constitución, pero está la idea de fortalecer el acceso a la justicia, por supuesto. Hoy tenemos la Corporación, pero yo creo que es un poco-poco», dice en referencia al rol de las Corporaciones de Asistencia Judicial, CAJ, que en año normal atiende y contiene en temas legales a casi 600 mil personas en vulnerabilidad.

“Ah!, los abogados de la municipalidad?!… lanza en su particular estilo para opinar que parte del problema es que «las CAjs deberían tener más relevancia. Requieren más lucas.» 

Qué piensa en torno a esta sistema, su cobertura y presupuesto, dificultades, estudiantes en práctica, soluciones e instancias de conversación resumidas a continuación en una entrevista que también puedes seguir en este video:

DANIEL STINGO, UNO DE LOS 61 ABOGADOS ELEGIDOS EN LA CONVENCIÓN CONSTITUYENTE.

Justicia como derecho social

«La justicia social para mí tiene que ver con el acceso, pero también de disponer: que alguien tenga salud accesible, rápida y que no le pateen su hora al médico especialista un año más; que los hijos de esa persona puedan ir a un colegio público con una buena educación comparada con la del colegio privado. También las pensiones. Diría que, desde mi visión, no está considerada aún para los derechos sociales. En el artículo 19 (de la actual Constitución) no todos son prioritarios en materia de derechos sociales garantizados por el Estado. Deberían ser todos, pero lo que hay que cambiar son los derechos sociales del Estado social que son educación, salud, pensiones y vivienda. Eso es lo que el Estado tiene que garantizar de forma rápida, urgente, porque ya están entregados a los privados y eso es lo que tiene que volver al Estado. Otra cosa son otros derechos que, en teoría, están siendo entregados por el Estado, como la justicia, pero se está haciendo mal, que es distinto.»

Justicia en deuda

«Que la justicia, el día de hoy, está al debe, concuerdo con eso, obviamente. No soy ciego, soy abogado. Veo cómo lo pasan muchas mamás en materia de familia que demandan la pensión de alimento y no pasa nada. En justicia de familia estamos mal. En justicia laboral hay tardanza. En Santiago, por ejemplo, (tribunales) están absolutamente sobrepasados, no se respetan los plazos, sentencias, cobranzas. Y en materia civil, para qué decir lo lento que es cuando estás cinco años en un juicio civil. Policías locales son un chiste, perdóname que lo diga así. Hay que cambiarlo por justicia vecinal, con otros sistemas. Diría que avanzó un poco en penal, en tema de familia, pero la forma y no el fondo. Procesalmente está bien lo laboral, familia – las modificaciones fueron buenas- pero en el fondo es cómo tenemos mayor cantidad de jueces, por ejemplo, mejores métodos de cobranza, etc. Diría que eso es materia de la Policía Local. Hay que modificarlo.»

Justicia vecinal

«Deben desaparecer los juzgados de Policía Local y cambiarse por justicia vecinal. Hubo un proyecto en Chile, donde me tocó participar hace unos años, como proyecto piloto y funcionaron bastante bien, pero lo dejaron botado. Es una cosa ambigua entre lo municipal de la que depende, del alcalde, por un lado, y por otro lado de justicia, una cosa muy rara. Además, es como un botín ser jueces porque además pueden ejercer en otros lados. Creo que hay que tomarse en serio la justicia vecinal porque hartos problemas nos ahorraríamos.»

Presupuesto garantizado

«(Desde la Constituyente) No podemos garantizar un presupuesto, porque lo ve la Ley de Presupuesto, pero sí estudiar, por ejemplo, constituciones comparadas de países donde sí funciona la justicia para que las personas de menos recursos puedan acceder y después darle el pase al Congreso, que tendrá que hacer esos cambios. Creo que en Chile todos sabemos que hay justicia para ricos y para pobres pero no hacemos nada para cambiarlo. No se trata de subirle penas a los delitos de cuello corbata, hay que meterle lucas al sistema de administración de Justicia donde los pobres van cuando sienten que han sido pasados a llevar. Desde la Constituyente no podemos… tal vez, desde alguna forma, presentar un recurso en caso que se le niegue el acceso a la justicia y ahí los mismos tribunales ordenen que se dé Justicia, pero es contradictorio porque son ellos los que tienen que dar justicia, entonces no tiene mucho sentido. Creo que eso es materia legal, pero para eso se necesita voluntad política, que ha faltado de todos los colores. Las Constituciones no ven presupuestos. No conozco ningún artículo de la Constitución, esta o de las anteriores, que vea presupuesto… Poner una norma de obligatoriedad que uno pudiera hacer efectiva, eso puede ser a través de la Contraloría, alguna obligatoriedad para que el Estado se preocupe, pero insisto: esto pasa por una cuestión de voluntad política de los Gobierno y también de la presión de la ciudadanía cuando un tema de interesa. O sea así de brutal es.»

La presión social

«Creo que (al tema justicia) le falta esa presión social. Hubo cambios: los juicios de menores, en los tribunales de Menores, eran realmente lo peor de lo peor. Y se cambió el Tribunal de Familia pero en la materia de pensión está al debe. Los tribunales de Menores eran diez veces peor que los tribunales de Familia. Se perdían los expedientes, era terrible. En materia laboral también se mejoró en términos de tiempos. Los tribunales laborales antiguos eran cosas eternas, con cuatro años por juicio pero no se respetan los plazos, o sea, un mes entre la presentación de la demanda y la audiencia preparatoria; otro mes para la audiencia de juicio y 15 días para la sentencia. Vaya a obtener usted, por lo menos en Santiago, juicios en ese plazo!» 

El problema del abogado que me defienda

«El problema para la gente es cómo tengo un abogado que me defienda y ahí está el tema. Y es en eso en que el Estado debería invertir. Vamos más allá: ¿Por qué los estudiantes de derecho que se van a recibir tienen que hacer una práctica gratuita para el Estado de seis meses de su vida?, ¿por qué no lo hacen los veterinario, los economistas, los médicos y sólo se obliga a los abogados en Chile a hacer una práctica gratuita para la Corporación? Eso debiera ser reemplazado. Meter más abogados, ya hechos y derechos, pagados para el Estado para defender a la gente. Tal vez ese debiera ser el cambio sustancial: pagarle a abogados que se hagan cargo como titulares en las corporaciones y sacar el efecto del estudiantado como pasa en el área laboral, donde siento que en las corporación funciona muchísimo mejor porque tienen muy buenos abogados, trabajando encima, ellos mismos son los que van a las audiencias, tienen buenos resultados, tienen experiencia.» 

Justicia como prioridad Constitucional

«No es que no sea prioridad, porque uno pudiera decir: ¿cambiar el sistema de gobierno es prioridad? Cuando nos toque hablar del sistema de gobierno vamos a ver si el presidencialismo se va a mantener, o semipresidencialismo, Y cuando nos toque el tema de la justicia, vamos a poder analizar el sistema portugués, por ejemplo, separar en el Poder Judicial las labores jurisdiccionales de las labores disciplinarias, sacar también el manejo de platas de la Corte Suprema y pasarlas a esta corporación, que dicen algunos, o también las labores del nombramiento de jueces. Separar eso. Podemos preguntarnos cómo los pobres van a poder tener acceso a la justicia y ahí podemos conversar. Ahí va a ser muy interesante cuando conversemos: dejémonos de patrañas, vamos a seguir con las “corpo” (Corporaciones) en que los cabros están seis meses y donde los abogados son mal pagados? O vamos a hacer una institución más robusta en que los chilenos y las chilenas puedan acceder efectivamente a un abogado gratuito que el Estado le provea como, por ejemplo, tienen las Defensorías. En la materia penal ya está solucionado: tenemos Defensoría Penal. ¿Por qué no podemos tener una Defensoría penal o laboral fuerte, robusta, mucho más en materia de familia? Creo que esa va a ser una conversación que vamos a tener que tener cuando llegue el momento de hablar de la justicia.»

FENADAJ debe ser recibida 

«No tenemos reglamento todavía de cómo lo vamos a hacer, pero tenemos toda la intención de escuchar a todos los sectores que vayan a sentarse a contarnos qué creen ellos podría o debería ser. De hecho, ahora hemos tenido varias conversaciones. Yo he conversado con fiscales, jueces, pescadores, porque todo el mundo está planteando lo que ellos creen debería estar en la Constitución también, entonces es ahora, pero también va a ser cuando toque ese tema en la Constituyente. Obviamente que (la FENADAJ) tiene que ser recibida.

Minju-FENADAJ siguen abordando aspectos del proyecto NSAJ

La Federación de Trabajadores de las cuatro corporaciones de asistencia judicial (FENADAJ), cuyos más de dos mil trabajadores entregan de Arica a Punta Arenas atención gratuita cada año a más de 450 mil personas de escasos recursos con problemas legales de las áreas laboral, civil y de familia, participaron este miércoles 3 de febrero en la tercera telereunión de trabajo con las autoridades del Ministerio de Justicia y DDHH por el proyecto de Ley tramitado en el Congreso para crear nuevo Sistema de Atención a Víctimas.

FENADAJ SENSIBILIZA SOBRE EL DERECHO UNIVERSAL Y GRATUITO DE ACCESO A LA JUSTICIA

Con la charla «Derecho de acceso a la justicia» la presidenta de la FENADAJ, Claudia Fachinetti, participó como expositora invitada en la Octava Jornada Escuela Constituyente, organizado por el movimiento Poder Electoral Constituyente, que versó sobre Derecho a la Educación y Nueva Constitución, a cargo del Profesor Erick Palma, y Derecho al Acceso a la Justicia, a cargo de nuestra Presidenta, , donde reiteró la posición de la FENADAJ de sensibilizar a la comunidad sobre la importancia que tiene para garantizar La Paz Social sensibilizar sobre el derecho de las personas de acceder a la justicia en forma universal y gratuita.

En su exposición por streaming, que duró 30 minutos, Fachinetti precisó que pese a que «el acceso a la justicia gratuita y de calidad no está dentro de los reclamos sociales más escuchados por la sociedad», es vital para el ejercicio de todos los otros derechos. Sin acceso a la justicia solo primaría la ley del más fuerte, por lo que es fundamental en todo Estado de Derecho.

VER VIDEO DE CHARLA

Citando palabras del ministro de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, Fachinetti defendió también la tesis de «menos juicios más soluciones» como uno de los ejes a fijar para comenzar a avanzar en una cobertura más democrática y justa en el derecho a ser escuchado en su problema judicial. En ese marco, defendió los procesos de mediación, conciliación y arbitraje como pieza clave para robustecer el sistema judicial chileno.

Refiriéndose a la situación chilena señaló: «Un imputado, que no tiene abogado, llega a una audiencia y tendrá un defensor público. Una víctima de delito, ni siquiera sabe si puede ejercer una querella… aunque si tiene suerte de estar en alguna de las 21 comunas donde atendemos delitos violentos, podría llegar con abogado», dijo al lanzar otro caso aún más extremo: «Si una persona sin recursos se siente injuriada y no tiene recursos para pagar un abogado, derechamente no tiene oportunidad de lograr justicia y por tanto no puede ejercer su derecho a la honra».

En su exposición, la dirigente hizo hincapié en la necesidad de crear una institucionalidad que garantice los derechos de todas las personas, empezando por la justicia presupuestaria, pues, según informó, las CAJs hoy tienen un presupuesto que alcanza a cubrir sólo el 90% del año. «Somos una entidad que atiende en 368 puntos, a casi 700 mil personas por año, con un presupuesto de 48 mil millones anuales, mucho menos de lo que cuenta anualmente cualquier hospital base en el país».

MI ABOGADO RM LANZA WEBINAR PARA ANALIZAR ATENCIÓN INTERDISCIPLINARIA DE ÑIÑOS, ÑINAS Y ADOLESCENTES EN TIEMPOS DE COVID19

Los interesados pueden inscribirse enviando mensaje al siguiente correo.

“Interés Manifiesto e Interés Superior de Niñas, Niños y Adolescentes: Desafío a la Representación Jurídica Especializada”; se titula el Primer Seminario Virtual organizado por el Programa Mi Abogado Región Metropolitana con el que sus trabajadores buscan continuar y mejorar la labor online que les ha exigido el contexto COVID19 con sus usuarios.

Marcela Gaete Reyes, Coordinadora, explica que este primer seminario tendrá otras dos versiones, con temáticas en la línea del trabajo que realizan. Se trata de un ciclo que se lanza este lunes 15 de junio, a las 16.30, y que cumple con el compromiso asumido el año pasado de realizar un seminario, el que debió ser suspendido tras el estallido social de octubre.

“Empezamos este lunes con este primer seminario de un ciclo de tres a través de los cuales, por un lado, se pretende difundir el Programa Mi abogado perteneciente a la Corporación de Asistencia Judicial de la Región Metropolitana y, por el otro, seguir adelante, no paralizados por el contexto actual, con todos los temas proyectados y que tienen relación con mostrar a la comunidad lo que hace la Representación Jurídica Interdisciplinaria de niños, niñas y jóvenes”, explicó Gaete.

– ¿Por qué el énfasis en la Intervención Jurídica Interdisciplinaria?

-Nuestros usuarios y usuarias son NNJ que se encuentran en el sistema de protección del Estado, aquellos que se encuentran bajo la modalidad de cuidados alternativos, es decir aquellos NNJ que se encuentran en Residencias de administración directa, o de organismos colaboradores o coadyuvantes, aquellos que están en programas de familias de acogida especializadas, en hospitales y lactantes que están con sus madres privadas de libertad en contextos carcelarios, que han visto gravemente vulnerados sus derechos y nuestro objetivo es representarlos jurídicamente y de manera integral con el objeto de restituir los derechos que se han visto vulnerados en especial, el derecho a vivir en familia, cualquiera sea esta. El programa entiende que la representación no se agota en lo jurídico sino que requiere de lo psicosocial, requiere que la infancia sea mirada integralmente y desde ahí trabajar de manera interdisciplinaria, por eso la forma de trabajo es a través de una triada profesional compuesta por abogado (a), psicólogo(a) y trabajar(a) social. La representación atiende a causas proteccionales, penales incluso en sede administrativa si así se requiere.

– ¿Cómo funciona el sistema ahora con trabajo remoto?

-Nuestra habitualidad en el trabajo del programa es el terreno, es ir a las residencias de los niños, niñas y adolescentes y, en este contexto de pandemia, hemos debido generar otro sistema para seguir comunicados con los niñxs y adolescentes, por ejemplo, con video llamadas. Sin embargo, por sus condiciones de vulnerabilidad, este sistema de comunicación requiere espacios y tecnologías que nuestros representados y representadas no tienen o no es posible acceder a ello, complejizando así la intervención directa.

-¿Cuáles son los principales problemas?

-La imposibilidad de realizar visitas en terreno, la poca privacidad en la comunicación en contexto de pandemia toda vez que en la mayoría de los casos se requiere de un adulto que cuente con un dispositivo para realizarla, la complejidad en el trabajo interdisciplinario vía remota con los NNJ, la vulnerabilidad económica, el estrés y otra sintomatología asociada a la cuarentena de los NNJ. Esto es uno de los aspectos que claramente abordaremos desde la experiencia en estos meses.

El programa en la RM es el más grande del país. En él trabajan 68 profesionales, entre ellos 42 abogados, 10 duplas psicosociales y administrativos. Se trata de un equipo que tiene una cobertura de 2.552 casos, alcanzando al día de hoy, prácticamente el 100%.

Marcela Gaete destaca que el programa en la RM está integrado por un equipo humano altamente calificado y comprometido, pues incluso desde la autogestión, lograron llevar cajas de alimentos «especializadas», remarca, pensadas en las necesidades y gustos de algunos de los niñxs y adolescentxs que atienden. «Es un gesto simbólico que se hace con cariño y que responde a que sabemos que muchos de ellos están en entornos familiares que se sostienen con trabajos informales duramente afectados en la situación actual del país.

FENADAJ CONFIRMA VIOLENCIA DE GÉNERO DE LASTESIS: 65% DE USUARI@S DE LAS CAJs SON MUJERES

Según la información estadística del trabajo de las Corporaciones de Asistencia Judicial (CAJs) entregada por el Departamento de Asistencia Jurídica del Ministerio del ramo, desde el año 2007 al 2018 las mujeres han utilizado el sistema en promedio 183% más que los hombres en los últimos 11 años.

«Esto refleja la mayor vulnerabilidad que ellas enfrentan en el acceso a la justicia social en Chile», enfatizó la Presidenta de la FENADAJ, Claudia Fachinetti, al analizar los datos y confirmar que «esta dura realidad avala la teoría y el cántico levantado por Las Tesis sobre la violencia social ejercita contra la mujer cuando cantan «el patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer, y nuestro castigo, es la violencia que no ves».

La información, que fue solicitada por FENADAJ vía Transparencia y entregada a través del Oficio Ordinario 5301, considera datos parciales del trabajo de las cuatro Corporaciones de Asistencia Judicial del país. Entre los registros de causas ingresadas destaca que en la década del 2004 al 2014, ingresaron a tribunales 1.031.617 de causas de un total de 6.050.135 de personas atendidas en OI.

También que el número de causas terminadas favorables o desfavorables en ese mismo período fue de 1.110.704, precisando que en las estadísticas no existe dato alguno de rangos etáreos.

Los datos demuestran que las mujeres constituyeron las mayores usuarias del sistema respecto a los hombres desde que hay datos por rango de género registrados, es decir, entre los años 2007 al 2018.

Según se desglosa, durante ese lapso de tiempo 4.599.763 mujeres recurrieron el sistema frente a 2.517.146 de hombres, lo que significa que ellas accedieron 183% más veces o que casi siete de diez usuarios que buscaron asesoría judicial gratuita fueron mujeres.

En esta tendencia, durante esos 11 años, 65% de los usuarios de las Corporaciones de Asistencia Judicial fueron las mujeres. Los datos precisan además que el mayor aumento femenino por acceso a la justicia se registró el año 2016, año durante el cual se registraron 418.283 atenciones, 38.085 más que el año anterior (2015).

«Esto demuestra que ellas requieren mayor atención dado que las mujeres pobres, quienes son las que recurren a las CAJs para acceder a la justicia, necesitan más apoyo del Estado por su doble vulnerabilidad: ser mujer y y ser pobre», enfatizó Claudia Fachinetti.

Para ver en detalle las cifras, descargue el siguiente documento:

VOLANTEANDO Y ATENDIENDO A LA TERCERA EDAD: ASÍ TRABAJÓ FENADAJ EL DÍA NACIONAL DEL ACCESO A LA JUSTICIA

Sensibilizar a usuarios y transeúntes sobre las duras condiciones laborales y de atención a público fueron las acciones emprendidas por trabajadores de las CAJs, agrupados bajo la FENADAJ, para conmemorar el Día Nacional del Acceso a la Justicia y que se desarrolló este viernes 27 de septiembre en dos frentes: volteando y atendiendo a usuarios de la Tercera Edad, uno de los grupos más abandonados del sistema judicial chileno.

«No tenemos presupuesto propio»; «Sólo recibimos las migajas de la Subsecretaría de Justicia»; «El Estado no destina presupuesto para defensa de víctimas y se gasta $65 mil millones anuales en defensa de imputados»; «Dos tercios de los que trabajan para ti NO reciben sueldo… hacen su práctica»; «Si nos enfermamos, nadie nos reemplaza», fueron algunas de las consignas impresas en los volantes con que los dirigentes nacionales y regionales salieron a sensibilizar para continuar denunciando «nuestra dura realidad laboral y social», enfatizó la presidenta de la Fenadaj, Claudia Fachinetti.

Las acciones, que respondieron al llamado de sensibilizar en torno a las necesidades judiciales de la entidad, consistieron en volanteos callejeros en Santiago, Antofagasta, Alto Hospicio, Iquique y Arica y charlas públicas a nivel país centradas en la tercera edad, grupo etáreo en el que la autoridad focalizó a nivel nacional la conmemoración del Día de Acceso a la Justicia en Chile.

Sin embargo, para los dirigentes de la organización se necesita más que acciones simbólicas, acciones concretas como es la inyección de recursos para cumplir con el deber constitucional de entregar justicia gratuita a todos los ciudadanos:





Rosita Chipoco,
Presidenta Afucajta

«La homologación de remuneraciones por estamento es una de nuestras grandes desigualdades»

«La falta de personal en unidades operativas es un temazo en las mesas de trabajo para Arica, Tarapacá y Antofagasta. No se da abasto, muchos trabajan más allá de la hora pactada en contrato de trabajo. De lo anterior, se deriva una segunda problemática: falta de reemplazo para los funcionarios con licencias médica, lo que tiene impacto directo en las metas estadísticas de gestión mensual, además de las consecuencias que implica para los equipos de trabajo la sobrecarga de labores. Y el tercer eje de discusión es la homologación de remuneraciones por estamento. Hay abogados, funcionarios, administrativos, con sueldos no homólogos por mismas funciones. Hemos consignado como lema «a igual función igual remuneración» porque incluso entre trabajadores de nuestra CAJ hay diferencias pese a realizar iguales labores. Esta desigualdades generan desmotivación. No se valora el trabajo, el esfuerzo, en beneficio al acceso a la justicia de los que más necesitan».






Zulema Díaz.
Presidenta Anfuc

«Muchos centros trabajan con banda ancha lenta, sin fotocopiadora y un scanner por centro»:

«Hay situaciones que hemos hecho presente a las autoridades ministeriales y de las corporaciones: la falta de recursos principalmente para proveer los cargos de asistentes sociales, técnicos jurídicos, receptores, choferes y abogados va más allá de las demandas de los trabajadores propiamente tal. Como funcionarios comprometidos con nuestra labor, ponemos todo nuestro esfuerzo para cumplir con los usuarios, pero creemos que nos falta un presupuesto propio que nos permita entregar un servicio digno, con infraestructura digna, con los medios electrónicos necesarios y los soportes técnicos básicos. Muchos centros trabajan con banda ancha lenta, sin fotocopiadora y un scanner por centro, lo que para la tramitación en línea se hace escaso. Afecta a trabajadores y usuarios».





Carlos Silva, secretario Aftadaj

“Nuestra institución funciona en base a la economía de guerra”:

«Nuestra institución funciona en base a la economía de guerra, y hay una cosa mas importante: nosotros somos los únicos trabajadores que buscan mejorar y aumentar la carga laboral para así entregar un mejor servicio… La institución funciona en base al esfuerzo suicida: es como arrastrar un carro con ruedas cuadradas, y es increíble, nosotros lo hacemos, arrastramos el carro con las ruedas cuadradas, hacemos que rode, en algún momento las ruedas van a ser redondas, y lo hacemos… pero es por un compromiso de nosotros. El problema es que el Estado se acostumbró a esto, la autoridad se acostumbró y a nosotros nos utilizan como un prototipo».




Victoria Escalante, tesorera
Anfuc

“Ni siquiera nos entregan las resmas ni las carpetas suficientes para atender a nuestra gente”: 

“Duele que los trabajadores se estén enfermando por la sobrecarga laboral y al momento de enfermarse, hacer uso de licencias, no se están reemplazando, por lo que la gente se ve perjudicada… la gente se aburre de esperar y termina no exigiendo sus derechos. El sistema además tiene un defecto porque son cuatro corporaciones que tiene el país: en nuestro caso, la CAJ RM, atiende a usuarios de la RM, pero también de las regiones Sexta, Séptima y Duodécima, o sea, el sistema ni siquiera tiene un hilo conductor respecto a las regiones que atiende. Estamos subvencionando incluso en términos de materiales al sistema. Ni siquiera nos entregan las resmas ni las carpetas suficientes para atender a nuestra gente. A ese nivel estamos».